domingo, 6 de mayo de 2007

Promiscuidad, bisexualidad y libertinaje

Últimamente en la lista de correo de Opción Bi se están tratando cosas muy interesantes. Os pego el hilo casi completo (la parte relevante), empezando por un mail de Natalia Anaya. El hilo comenzó con un hombre criticando el aborto en términos de "libertinaje":


Hola Maeve:
Me agrada nuestras coincidencias y también me grada que me quieras citar, usame como quieras. Besitos.

Maeve wrote:
Natalia, no podría estar más de acuerdo. Yo digo que soy pervertida, promiscua, y "greedy" (avariciosa, término que se usa para denostar a l*s bisexuales). Es decir, lo quiero todo. ¿Por qué me voy a privar? La promiscuidad sólo es mala si se parte de la base de que el sexo es malo. O si se asimila a algún tipo de compulsión. Y ese es otro tipo de responsabilidad que hay que tener en la promiscuidad y el libertinaje: la responsabilidad de cuidar de un* mism*. Aquí un grupito estamos intentando reapropiarnos del término "pervertid*" , en relación con el bdsm, bisexualidad y promiscuidad. Por cierto, odio el discurso de "l*s bisexuales no somos promiscu*s". Mientras entiendo que no tod*s lo son, quiero también que se me de la opción de serlo si quiero sin que se considere algo malo, ni una traición a l*s bisexuales.

Natalia, me permites que te cite en mi blog? (www.malalesbiana. blogspot. com) Es que te has expresado maravillosamente. ..

----- Mensaje original ----
De: Natalia Anaya
Para: opcionbi@gruposyaho o.com

Doy mi opinión sobre la palabra libertinaje
Yo creo que la palabra libertinaje tiene semjanza con la de promiscuidad. El sexólogo J. L. Alvarez Gayou dice que la definición de promiscua es "aquella persona que tiene más parejas que yo" y con ello nos habla de lo resbaladizo del término. Creo que se podría jugar con la misma idea diciendo que "Libertinaje es aquello más libre que lo que me permito a mi mismx". Ambas palabras han tenido un sentido peyorativo o mejo dicho negativo, moralista, controlador y desde una perpectiva de quienes se preocupan por vigilar que se cumplan las buenas costumbres y las normas hegemónicas sexuales y de género.
Yo he sido una promotora de que se resignifique la palabra promiscuidad y otras más como puto, puta, putería, bisexual, mujer, hombre, etc. De la misma manera en que en inglés haya quienes están reivindacondo la palabra queer que tenía tambi´ne un sentido negativo. Durante mucho tiempo dije que mi preferencia sexual era la promiscuidad y que me sentía muy orgullosa de ser una promiscua irreverente. También puedo decir que soy una libertina (de llibertinaje eh) muy feliz y orgullosa de serlo y hasta invitaría a otras personas a vivir un delicioso libertinaje responsable, sí responsable porque claro que se puede ser libertinx y ser responsable. Estoy convenida que los siginificados de las palabras se pueden deslizar por un continuo maravilloso de apropiaciones y empoderamientos, como actos conscientes y deliberados en aras de recuperar nuestros cuerpos, nuestros deseos y nuestras identidades. Las palabras son nuestras.
Besitos

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal